NOVEDADES

Porque el comer de noche engorda, sube el colesterol y los triglicéridos.

Aunque ya en un artículo presente en el menú toque el tema del “Ritmo circadiano”, quiero, para dejar en claro el efecto nocivo que conlleva comer de noche. Comer de noche significa alterar o romper la actividad natural del “ritmo circadiano”. Para comenzar, el “Ritmo circadiano” esta relacionado con las funciones hormonales regidas por la presencia de luz u oscuridad ante el iris del ojo. La explicación más formal de este fenómeno se basa en la siguiente explicación:

La glándula Pineal  localizada en la base del cerebro, funciona como un reloj biológico. Su función es regular los ciclos de vigilia y del sueño.

Al recibir información sobre la  ausencia de luz solar a través de la retina del ojo, se activa durante la noche estimulando la producción de melatonina y serotonina, induciendo el sueño, la tranquilidad y la sensación de felicidad. Adicionalmente, frena la producción de las hormonas estimulantes como la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina, por lo cual durante el horario nocturno disminuye la atención y la capacidad intelectual.

Durante la noche aumenta la Serotonina para dormir y estar tranquilos. El consumo de demasiados alimentos durante la noche altera la producción de Serotonina y altera el sueño. Además, una dieta rica en harinas y grasas durante la noche inhibe la producción de la Hormona del Crecimiento, responsable del metabolismo de las grasas durante la noche, por lo cual no solo dormiremos mal sino que además, engordaremos!.

Por esta razón, la Alimentación debe basarse en el ritmo natural o ritmo circadiano de las hormonas. Desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y comer como un mendigo es la clave para mejorar el metabolismo, mantener el peso corporal y maximizar el funcionamiento hormonal, mejorando la salud y el bienestar del ser humano.

Hacia el amanecer,  aumentan la adrenalina, la dopamina y el cortisol. Estas sustancias aumentan la vigilia, el alerta, la capacidad de concentración, y la habilidad para resolver problemas. Para tener en cuenta, la memoria inmediata y el razonamiento llegan a su punto máximo en las horas matutinas, en tanto que la memoria a largo plazo aumenta durante la tarde. La destreza manual también es inmejorable en las horas vespertinas, y, adicionalmente,  se aumentan los sentidos.

Durante el día aumentan las Hormonas del Estado de Alerta:  la Adrenalina, la Noradrenalina y el Cortisol,  responsables de mantener los niveles de energía y el estado de alerta. El consumo de alimentos en horas de la mañana es indispensable para el adecuado funcionamiento de estas hormonas.

El Cortisol es la hormona del metabolismo. Se aumenta en las mañanas para convertir los alimentos en energía y regenerar la masa muscular. Las proteínas son más utilizadas en las mañanas para producir energía, fortalecer la masa muscular y mantener los niveles de glucosa constantes por mucho tiempo. Esto incrementa el estado de alerta, la concentración y evita la sensación de hambre a lo largo del día, acelerando el metabolismo.

En las mañanas la insulina, la hormona que introduce el azúcar en las células, funciona mejor. Por esta razón,  la glucosa de las harinas que consumimos por la mañana es introducida a los músculos aumentando la energía y no la grasa de reservas. Por este motivo, las harinas y los dulces ingeridos por la mañana no  engordan tanto.

Si ayunamos en la mañana aumentamos el cortisol que utilizará la destrucción de las proteínas del músculo para convertirlas en glucosa

Cuando despertamos en la mañana, el cerebro utiliza el azúcar de la sangre los primeros 15 minutos. Si no comemos nada, el hígado es el primero en aportar su reserva de azúcar. Si todavía no comemos nada los siguientes 15 minutos el organismo creerá que no vamos a comer y estimula la producción de Cortisol que produce una destrucción masiva de las proteínas musculares y el colágeno de la piel. Las proteínas de estos tejidos son degradas hasta aminoácidos que abandonan el músculo y pasan al hígado donde son convertidos a glucosa o azúcar.  Por esta razón, en el ayuno matutino, el cuerpo utiliza los músculos como combustible de reserva. No puede usar la grasa porque la hormona que la manipula solamente se eleva durante el sueño nocturno! Y recuerde que se trata de la Hormona del Crecimiento que no puede ejercer su oficio porque el estomago esta lleno de alimentos en proceso que se dirigen al intestino, recargando el trabajo del sistema digestivo que debería estar en descanso.

PARA TERMINAR:

DURANTE LA NOCHE, LA INSULINA DISMINUYE SU CAPACIDAD PARA INTRODUCIR EL AZUCAR EN EL MUSCULO Y LA INTRODUCE EN LA GRASA!

Y ADEMAS SE AUMENTAN LOS NIVELES DE COLESTEROL MALO EN SANGRE

LA PERSONA QUE NO DESAYUNA SOBREVIVE A EXPENSAS DE SU PROPIA MASA MUSCULAR, PIERDE MUSCULOS Y GANA GRASA !!!!!

 

RITMO CIRCADIANO
Por la Mañana
Disminuye la Serotonina = Disminuye el Sueño
Aumenta la Adrenalina y Noradrenalina = Incrementa el estado de Alerta
Aumenta el Cortisol = Aumenta el Metabolismo
Aumenta la Insulina = Mayor producción de Energía
Por la Noche
Aumenta la Serotonina = Produce sueño y tranquilidad
Disminuye la Adrenalina = Disminuye el estado de alerta
Disminuye el Cortisol = Disminuye el metabolismo
Disminuye Efectividad Insulina = Mayor producción de Grasa
Aumenta la Hormona del Crecimiento = Estimula la degradación de las Grasas