LA CÚRCUMA DE LAI

Cúrcuma1) Su componente activo, “La curcumina” la convierte en anti inflamatorio por excelencia. Es por esto que es recomendable para los que sufren artritis puesto que ayuda a calmar el dolor y a eliminar toxinas.

2) Ayuda a evitar la formación de coágulos, mejorando la circulación sanguínea y previniendo la arterosclerosis.

3) Mejora el metabolismo de las grasas pues ayuda al funcionamiento del hígado.

4) Ideal para diabéticos, pues ayuda a reducir el azúcar en sangre.

5) Tiene un alto poder antioxidante, protegiendo los efectos nocivos de los radicales libres. Es por esto, que ayuda en la lucha contra el cáncer. Ayuda a producir el anti cancerígeno, Glutatión.

6) En algunos estudios se dice que es 300 veces más potente que la vitamina E.

7) Disminuye el colesterol y hace la bilis más fluida. Colabora en la lucha contra la hepatitis.

8) Como expectorante, alivia los pulmones en caso de resfriados. Eliminando la mucosidad bronquial. Abre las vías respiratorias.

9) Efectiva en problemas digestivos como es casos de digestión lenta, falta de apetito, gases y exceso o déficit de ácidos gástricos.

10) Limpia la sangre de toxinas. Previene la formación de colesterol y triglicéridos.

11) Favorece la formación de la flora intestinal benéfica.

12) Limpia y activa el colon. Eficaz contra el estreñimiento.

13) Evita la formación de cálculos tanto en los riñones como en la vesícula biliar.

14) Es buen regulador menstrual, aumenta la movilidad e los espermatozoides y previene la prostatitis.

15) Útil para contrarrestar alteraciones neurodegenerativas, oculares y respiratorias.

16) Diurético, limpiador y antiinflamatorio de las vías urinarias.

17) Útil en problemas de acné

18) En polvo puro o con miel es un buen cicatrizante en lesiones de la piel como acné, heridas, granos, eczemas, psoriasis, pañalítis, curación el el ombligo del bebe, lesiones de herpes, sarampión, varicela, abscesos entre otros.

19)  Evita y elimina gases digestivos.

“LAI” recomienda su uso tanto cruda como en cocción. Cruda sobre la ensalada, arroces, sopas etc. En cocción como sazonador dándole sabor a las recetas.